martes, 15 de junio de 2010

Las intradía y los huevos

Resulta necesario explicar hacia dónde vamos, cual es el objetivo y cual el camino elegido. Será entonces más fácil identificar las partes que son del problema y las que son de las soluciones. Quizás haya dejado de ser cierto el tópico de que “España es el problema y Europa la solución”.


El gobierno británico ha optado por el mensaje superlativo, cercano al dramatismo, para enfatizar la necesidad de que todos actúen. Todo lo contrario a la estrategia de negacionismo del gobierno español. Quizás debas servir la reunión del próximo viernes para establecer una coordinación de posturas y que los titulares de los periódicos no se ceben con la disparidad de posiciones de los dirigentes europeos.

La hasta ahora crisis mundial se torna cada vez más rápido en crisis europea, y en tanto en cuanto se espera que algún país europeo gane el Mundial de Fútbol, lo que supondrá una aportación del PIB para el país ganador de hasta un 0,7%, como es el dato calculado por Inglaterra, parece que la generación de confianza pasa por una serie de medidas que coordinadas y consensuadas, fortalezcan la que, hasta hace unos meses era la moneda más importante del mundo y de la que algunos ya se atreven a especular sobre su desaparición.

Porque la estabilidad y prosperidad europea pasa por una posición económico-financiera sólida, y no es asumible que los gobiernos se limiten a padecer los denominados “ataques masivos de operaciones intradía” como si de resignadas víctimas del sistema se tratasen. Como bien decía Manuel Marín, no es de recibo que tengamos una minuciosa trazabilidad de cualquier producto, y ponía por ejemplo un huevo, sabiendo el tipo de producción, lugar de origen, fecha de puesta, etc. etc., y sin embargo no seamos capaces de conocer quien mueve cantidades astronómicas de dinero.

Si no se sabe es porque no se ha tenido voluntad política, sobra cualquier otra excusa. Y si antes valía la manga ancha porque todos se beneficiaban, ahora tenemos las consecuencias de la otra cara de la moneda, porque los especuladores son los mismos, sus objetivos los mismos y su manera de hacer las mismas, ahora y hace tres años

3 comentarios:

MariluzGH dijo...

¡Por todos los confucios, cuánta verdad en tan pocas palabras!
...

Juegas al despiste con los nombres que das a las entradas... mi madre te habría dicho que tienes horchata en las venas (pero siempre con cariño ¿eh?)

dos abrazos

Ramon.M.S. dijo...

Son responsables de estar dos decadas viendo el escenario sentados en un sillón de observadores. Algunos incluso en Usa, derogando leyes que permitian un mayor contro como la ley Stegall -Glass, hace unos dis años.

Ramon.M.S. dijo...

y la economia institucional...
http://www.economiainstitucional.com/pdf/No21/fboehm21.pdf
http://www.economiainstitucional.com/pdf/No18/ghodgson18.pdf