miércoles, 24 de mayo de 2017

Isla Cristina también pierde el tren EDUSI



La publicación el lunes 22 en el BOE de la resolución de ayudas de los denominados planes EDUSI (Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado) ha supuesto, en la práctica, una lluvia de millones para decenas de municipios. En bastantes casos, la mayor subvención recibida nunca por muchos ayuntamientos.

Al de Cádiz, por ejemplo, les han concedido 15 millones de euros. A Ayamonte 5 millones, los mismos que a Lepe. Isla cristina, a pesar de haber presentado una candidatura en la que se puso el máximo de los empeños, se le han concedido cero euros.

Aún resuenan los ecos de aquel pleno de 13 de diciembre que la alcaldesa abría reconociendo la importancia del plan “y de que salga adelante por lo positivo que sería para Isla Cristina”. Igualmente, el primer teniente de alcalde de manera contundente anticipaba "nos lo van a aprobar, estoy convencido de ello", la segunda teniente de alcalde   explicaba “elaboramos este proyecto con el fin de conseguir, para el futuro, una Isla Cristina más eficiente y preparada”. El resultado, nada , el mazazo. Todas las aspiraciones, las esperanzas de conseguir financiación, al garete, el proyecto ha sido completamente desestimado por los evaluadores.

Las razones que lo expliquen pueden ser muy complejas o muy sencillas. Yo voy a optar por la más difícil, es decir, no hacer creer a todo el mundo que al profe le ha dado por mí y que por eso me suspende. En una concurrencia competitiva, o eres de los mejores o te quedas fuera.

La primera razón del desastre a valorar es, desde luego la calidad técnica del proyecto. En convocatorias de estas características no valen deslices y se requiere un personal con alta especialización y dedicación. Aquí, no lo hubo.

La segunda pasa por la escasa convicción. De nada vale una gran puesta en escena como se hizo en el teatro; ni que media corporación se cuelgue del wassap para pedir implicación ciudadana si, cuando se accede al proceso y la encuesta de participación, lo que allí se encuentra carece del mínimo rigor, sentido y objetivos de calado.

Y la tercera, y en mi opinión la más fundamental, dado que es lo que más peso tiene en la valoración técnica, es la solidez del proyecto presentado. En este caso, en mi opinión, ha sido nula. EDUSI es un programa europeo para la selección de Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, repito; sus objetivos son claros: potenciar en cada municipio aspirante los parámetros económicos, ambientales, climáticos, demográficos y sociales, con el fin de "favorecer el desarrollo sostenible" de cada localidad. 

Lo que el ayuntamiento de Isla Cristina ha presentado a esta convocatoria es un plan para reponer alumbrado público, arreglar calles, rehabilitar edificios, .... En definitiva un programa de reparación y conservación, de mantenimiento, no de mejora. Es una regla básica de la contabilidad. Reparaciones es un gasto, Innovacion es inversión.

Se pretendía que Europa corriese con los gastos de mantenimiento del municipio a los que el ayuntamiento no puede hacer frente dada su nula solvencia. De verdad alguien llegó a creer que eso colaría por muchas veces que se repitiese la palabra sostenible en los formularios?

Las carencias de la propuesta del ayuntamiento isleño al plan EDUSI no hacen sino evidenciar un problema de mayor calado y es que sigue sin haber proyecto de futuro para el municipio. Un nuevo y enorme chasco que vuelve a dejar en evidencia la incapacidad de nuestro gobierno municipal. Trenes que no vuelven.