lunes, 20 de septiembre de 2010

Fugado y muerto, motivo traslocación

No ha llegado a dos años desde que lo liberaran en un espacio extraño, después de haberlo capturado donde había nacido y crecido. Queríamos que viviera en otro sitio, en Doñana en concreto. Cuestiones de variabilidad genética nos explicaron.


Lo encontraron el sábado por la mañana, muerto. Según explica la nota de prensa, porque huyó. Así lo han explicado los diversos medios de comunicación: El mundo: “El lince que se fugó dos veces”, Europapress: “Abandonó dos veces el espacio donde fue liberado”.

No he encontrado ninguna noticia que no culpe al animal y a su conducta de su propia muerte. ¡Vaya dichoso carácter el de este ejemplar que no ha querido quedarse donde lo dejaron!.

Y siguen capturándose ejemplares, siguen empleándose miles de euros en un programa que no acaba de acercarse a los objetivos esperados, sigue sin cuestionarse la estrategia de conservación de esta emblemática especie.

No nos dicen cuantos ejemplares son capturados, marcados, enjaulados, trasladados. Y venga instalaciones y experimentos. Poco se ha dicho de los que murieron hace poco porque los medicamentos no habían sido testados previamente y murieron envenenados en las jaulas por sus teóricos salvadores. Poco o nada se dice de que Caribú tuvo que cambiar su dieta y aprender a cazar otras cosas en su nuevo entorno para poder sobrevivir.

Ahora criminalizar a Caribú por hacer algo que le ha supuesto su supervivencia durante miles de siglos: encontrar territorios adecuados para su caza, para su cría, para su supervivencia; pasa por tomar a la opinión publica como estúpida.

Siempre se encuentra una excusa ajena: la disminución de conejos, los vallados, las carreteras, la caza,…. No son capaces de criarlos en cautividad, “ ¡Pero si son gatos!, siempre andan en celo ”, me decía un amigo, gran conocedor de estas técnicas y trabajos.

No podemos permitir que se diga que Caribú ha muerto por haberse “fugado”, vistiéndolo como si de un insensato irresponsable se tratase. Ha muerto como resultado del cúmulo de errores y despropósitos. Ha muerto por una estrategia y una gestión absolutamente impropia de unos que se visten como conservadores y defensores del medio ambiente.

4 comentarios:

yerasdy@gmail.com dijo...

No creo que la cosa sea tan sencilla como que hay unos cuantos inútiles jugando a ser dioses. Dentro del programa hay profesionales con mucha experiencia y gran vocación. Lo cual no significa que en ocasiones (muchas) se puedan equivocar.

La población de Doñana tiene dos opciones. O se hibrida con individuos provenientes de Sierra Morena, o desaparace. Tal vez haya gente empecinada en lo primero, y tal vez sea ya tarde y sea mejor dedicar todos los empeños posibles en conservar la población "sana" que nos queda.

Eso si, no puedo culpar a la gente que quiera intentar lo primero... los linces de Doñana, con su peculiar capa ocelada, desaparece ante nuestros ojos.

Antonino Sanz Matencio dijo...

Es fácil saber de gatos, aunque creo que no lo es tanto en el caso de los Linces. La cosa no es tan fácil como echarle la culpa a quienes intentan que las poblaciones se mantengan o pervivan, que por cierto, por muchas milongas que nos cuenten, no son los que han llevado al animal a la situación de peligro de extinción en la que actualmente se encuentra.

El programa de conservación y recuperación es completamente público y accesible y en él podrás comprobar que se superaron las expectativas prevista de reproducción en cautividad con amucha antelación. Científicos, ecologíostas, técnicos, adminsatraciones. Muchos son los que están desarrollando su trabajo de forma excepcional. Con situaciones no deseadas, es cierto, pero con muchos aciertos y sobre todo un mejor conocimiento de la especie que permitirá y garantizará su futuro.

Para garantizar la pervivencia de la población de Doñana es necesaria la introducción de genes no emparentados procedentes de la Población de Sierra Morena, por lo que la traslocación es inevitable y no creamos que es un capricho del que adminsitra sino una decisión basada en rigurosos estudios ciéntificos.

Cuando se empiecen a soltar en el campo animales procedentes de la cria en cautividad seguro que tendrá muchos fracasos intermedios, como la muerte de caribú, pero seguro que nos alegraremos, esperemos que dentro de poco tiempo, de que el Lince vuelve a incrementar sus poblaciones.

Antonio Aguilera N dijo...

Yeray,
Perfectamente de acuerdo, la intención es buena, y los técnicos los mas preparados, sin duda, ellos son los que llevan manejando la especie unos cuantos años ya.
Lo que ocurre es que tampoco es malo, pienso yo, que de vez en cuando reconozcan errores. De esas recuerdo yo pocas noticias.
Ahora bien, lo que resulta indignante es que para maquillar su error, digan que el lince murió porque se fugó.
Esos técnicos también saben que un macho cuando llega a edad adulta busca nuevos territorios, llamar a eso es vestirle un santo que no es a la opinión pública.
Dicen en los pasillos que Caribú murió por inanición, o sea, de hambre.
Los cadáveres encontrados este fin de semana en Doñana han sido tres

Antonio Aguilera N dijo...

Eso es, el programa es público, y tiene una web muy interesante. Destacar en relación a nuestro debate la sección de objetivos del programa: http://www.lynxexsitu.es/p_exsitu/objetivos.htm

Solo en fondos LIFE se ha dotado para el programa del lince, la nada desdeñable cantidad de 35.171.489 €.

Ojalá podamos ver animales liberados pronto como bien dice Antonino. Según la planificación del programa este año 2010 deberían ser ocho y el año que viene doce.