viernes, 24 de diciembre de 2010

Borrón y cuenta nueva

Al menos dos estanterías tengo repletas de libros que intentan predecir el futuro a base de analizar el pasado. Los altos funcionarios, los gurús económicos, asesores millonarios de políticos hacen lo mismo. Siguen vapuleando a Keynes, sus acólitos y detractores con el objetivo de explicar lo que va a pasar. Por suerte las teorías de la L, la W, la V, la K hace ya tiempo que han quedado relegadas a los peores rincones de los periódicos.

Mientras tanto la sociedad modela su presente y su futuro. Los especialistas del marketing hace tiempo que dejaron de presumir de serlo, los publicistas ya anteponen en su tarjeta el rasgo de artista y los “aficionados” en múltiples campos sientan cátedra en la red.

Mientras los doctores diagnostican y buscan recetas para el sistema, él mismo por su cuenta y riesgo, evoluciona y desarrolla nuevas formas y nuevos hábitos. El pasado nunca vuelve, nunca, ahora tampoco.

Las temibles nuevas tecnologías, tan incomprensibles aún, se convierten en inmensas ventanas al mundo y nos proporcionan un poder brutal, desmesurado. La disminución de la carga de trabajo abre impresionantes perspectivas de crecimiento en la vida personal. El derrumbe del modelo del ladrillo español debería alejarnos de cualquier apego a los bienes terrenales. El mestizaje, ese con el que convivimos todos los días y que casi ignoramos por completo, está deseando enriquecernos; a un paso, a unas pocas horas, a unos pocos euros, existen diversas y maravillosas formas de entender la existencia.

Sigo encontrándome con personas que pretenden hacer lo mismo, ganarse su hueco en el mercado profesional, enriquecer su vida personal en la misma forma que lo hacia hace unos años. Aplican razonamientos y técnicas que deberían haber archivado ya en el museo de su memoria.

Los detecto por el tono de su mirada, por el timbre de su voz, que incluye rabia, impotencia, desconcierto, angustia, desorientación, incomprensión, soledad.

Es hora de quemar viejos reglamentos, queda toda una nueva por vivir. Empieza ahora mismo.

1 comentario:

ONUBIUS dijo...

Hoy me propuse un maratoniano vaiven por las letras de cuantos amig@s siguen Girando a mi alrededor, puede parecer perfectamente un mensaje en cadena pero es la unica forma de venir felicitándote la Navidad, personalmente,quizás la utopía parezca grande, pero mis deseos se quedan pequeños, por lo mucho que deseo abarcar para ti, para que estas Navidades empapen cada centímetro habitado, para que ningún olvido se quede encerrado en el baúl, para compartir sin necesidad de pedir, para sonreír sin limitaciones, para ganarle el pulso a la tristeza, para que la esperanza arraigue en nuestros corazones, para darte las gracias por estar ahí y en definitiva para que la Navidad sea para todos y para todo el año...MIL ABRAZZZUSSS PARA UNA FELIZ NAVIDAD Y UN NUEVO AÑO LLENO DE SUEÑOS CUMPLIDOS..