martes, 21 de diciembre de 2010

Sentir el dolor ajeno

Cada día, todos los días, 8.000 personas mueren por enfermedades que pueden prevenirse y tratarse. Así de duro, así de ácido.

Enfermedades como el chagas, la tuberculosos, la malaria, la enfermedad del sueño, el kala azar, el sida infantil se cobran demasiadas víctimas. Todas ellas pueden curarse, pero sus enfermos, ubicados en paises en vías de desarrollo son personas olvidadas.

La poderosa industria farmacéutica sigue invirtiendo cantidades ingentes de dinero. En los últimos diez años han salido al mercado unos 1.500 nuevos medicamentos. Sólo 20 de ellos están destinados a enfermedades infecciosas subtropiales. En cambio, la gran mayoría de nuevas patentes son: adelgazantes, crecepelos, rejuvenizadores, tranquilizantes...."Enfermedades del primer mundo".

No es un mercado interesante los paises en vías de desarrollo, como dice Paula Farias, presidenta de Medicos Sin Fronteras en España, "La mejor medicina sería la voluntad política".

Resulta complicado transmitir lo que se vive allí si no se conoce en primera persona. "Es difícil transmitir y hacer comprender lo que es vivir en África, con tanta precariedad, sinseguridad, violencia a quien lo ha vivido", señala Paula.

Con la campaña Pastillas contra el dolor ajeno, MSF intenta conseguir la implicación de la población sobre estos grandes problemas, intenta hacer visible la dimensión de la situación y, lo cercanas y accesibles que pueden estar las soluciones. Para participar en la campaña, es recomendable primero diagnosticarse, y conocer cuánto dolor ajeno sufrimos. Después de eso, podremos acercanos a la farmacia para conseguir la dosis recomendada. La caja de seis unidades tiene un precio de 1 €. Gracias a la colaboración de las diferentes empresas que participan en el proyecto, la práctica totalidad de lo recaudado puede ir destinado a los proyectos de ayuda humanitaria de la ong.

Porque la implicación se demuestra cada día, los técnicos y sanitarios de MSF se encuentran por todo el mundo, y son conocedores y valedores de importantes conflictos que los medios de comunicación y los gobernantes olvidan todos los días. Cada año emiten un informe con los diez conflictos humanitarios más olvidados del planeta. De ellos no suele hablarse, no aparecen en los medios de comunicación, no son mediáticos.

Como parte final de la terapia aconsejada, no se olvide administrar la dosis recomendada con música, preferentemente con el disco homenaje a The Beatles cuyas ventas van destinadas a Medicos Sin Fronteras: Acordesporlapaz

1 comentario:

maria dijo...

Me gusta esta idea