miércoles, 15 de junio de 2011

La indignación es movimiento

Stéphane Hessel nació en 1917, tiene ahora 94 años. También tiene esa edad José Luís Sampedro. Santiago Carrillo tiene 96, Santos Juliá es algo más joven, nació en 1.940. Todos ellos, con una dilatada y singular trayectoria, son en realidad también jóvenes que están tomando las calles a su manera. Los libros de ¡Indignaos!, el mercado yla globalización, los artículos de desalmado capital y quién le pone elcascabel al gato son sus cartas de presentación en el movimiento de rebeldía civil que se está gestando.

Hoy se cumple un mes del llamado movimiento 15 de Mayo. Ya no resulta adecuado ni oportuno citarlo en ningún medio de comunicación ni tertulia como una proclama de cuatro chalados que pretendían boicotear las elecciones como se dijo al principio.


El mensaje ha llegado a la sociedad civil. Aunque al elefante le cueste moverse ya lo está haciendo, pinchado probablemente por la pérdida de “estado de bienestar”, o simplemente porque se ha despertado inquietud e interés en la ciudadanía por algunos temas que llevaban ya algunos años durmiendo el sueño de los justos como el modelo bipartidista, el oligopolio de omnipresente poder de las grandes empresas, la desfachatez de algunos políticos, el engañabobos y dormidera que es toda una compleja maquinaria propagandística y de consumo que utiliza a muchos para servir a unos pocos.


Es momento de trasladar la indignación a nuestro quehacer diario. A nuestra casa, a nuestro trabajo, a nuestro círculo de amigos, a todos aquellos queseamos capaces de llegar. Un mundo mejor es posible.

video


Nos vemos en la calle, también el domingo.

1 comentario:

Wili y Colasina. dijo...

Ojalá se pueda hacer. Ya es hora de apear a los banqueros, y potentados de sus carros de oro, para que el reparto sea más equitativo; y más justo.
Saludos.