miércoles, 26 de octubre de 2011

Postmaterialismo

La base del paradigma emergente en nuestra sociedad consiste en la necesidad de la persona de tener mayor riqueza emocional. La sociedad en su conjunto va aprendiendo que el dinero, que las posesiones materiales no otorgan la felicidad.

Son demasiados los que poseen fortuna material pero se encuentran vacíos por dentro. No pocas veces nos percatamos de que tenemos más dinero, pero también más estrés, tenemos más posesiones, pero también menos tiempo para disfrutarlas, tenemos seguridad económica, pero también inestabilidad emocional.

Tenemos que pasar por una existencia materialista para percatarnos de que lo realmente importante no puede verse, ni tocarse, ni comerse, ni comprarse. Lo que nos hace felices sólo puede sentirse, sólo percibirse, sólo intuirse.

El triunfo del capitalismo en el mundo ha generado una dinámica que ahueca a la persona. Según Gauvreay, “hemos construido un sistema que nos persuade a gastar dinero que no tenemos en cosas que no necesitamos para crear impresiones que no durarán en personas que no nos importan”.

video

1 comentario:

Israel dijo...

"Aumentar los deseos hasta lo insoportable y a la vez hacer que satisfacerlos resultara cada vez más difícil: ese era el principio único en el que se basaba la sociedad occidental". M.Houellebecq, en una de sus novelas.

Saludos Antonio, te debo una cita y un café.