viernes, 30 de marzo de 2012

Argentina en el Lope


Hubo algunos momentos en que el estruendo, mezcla de ritmo, sabor, ímpetu y jaleo salía por las cortinas de acceso a la sala. Una pena pues ahogaban el bonito tono de la cantaora. Si lo miramos en sentido positivo, cuando se convertía en el instrumento principal de la melodía, las cuerdas vocales de Argentina, brillaban con luz propia.
Preciosa noche la que nos dedicó la choquera el otro día en el Lope de Vega. Suerte de intuir que iba a ser así y proponerme no dejar de ir.
Hicimos un viaje por el cante como nos proponía el título del espectáculo, un lindo recorrido por palos muy singulares y no siempre suficientemente valorados. No todos están hechos para su garganta, y no con todos consiguió enganchar y transmitir lo suficiente, pero el derroche de técnica y estudio del buen flamenco merece un digno elogio.
Emocionada, transmitió gratitud a la buena acogida del público. Tuvo su momento reivindicativo, pidiendo que no se use la palabra “flamenkito”, y demostró por qué.
Hizo un recorrido por la Andalucía más flamenca y nos regaló una magnífica ejecución de palos muy difíciles y que dejaron entusiasmados a los más exigentes. A riesgo de no ser exhaustivo los citaré: caña, palo, malagueña, garrotín, tarantos, piyayo, serrana, peteneras, abandolaos, solea de Triana, bambera, murciana, taranta de Linares, bulerías, soleá, martinete, milonga catiñas, fandangos,..

Gracias por refrescarme las bondades de un difícil arte. Aunque sea un poco en lata, lo mejor es escucharla un ratín:

video

No hay comentarios: