miércoles, 3 de febrero de 2010

Codesarrollo

Con una elaborada metodología, expertos, científicos y profesores de Yale y Columbia realizan un ranking, otro más, éste denominado de Calidad Ambiental de los Países.

En la última edición han baremado 149 paises, quedando como virtual vencedor Suiza, seguida de Suecia y Noruega. En el otro extremo, Niger, Angola y Sierra Leona. Y, en medio, todos los paises que han sido dignos de ser analizados, entre ellos España, ubicado en el lugar 30.
Para hacer el estudio, los expertos tienen en cuenta indicadores ambientales agrupados en las categorías de salud ambiental, contaminación atmosférica, recursos hídricos, biodiversidad, recursos naturales y cambio climático.

Según el equipo de expertos, convertidos en críticos, en lo que peor lo hace España es en la conservación de hábitats que favorezcan la biodiversidad y en la gestión de su agricultura. Dicho de otro modo tanto en las terrenos destinados a conservar especies animales y vegetales, como en aquellos destinados a producir, la gestión es mala. Los indicadores definidos a nivel mundial por un amplio equipo de especialistas no viene sino a explicar con argumentos algo que ya sabíamos, que la gestión medioambiental del territorio español es un desastre. El problema es que gestores y oposición parecen aún no haberse enterado y por tanto nadie toma ni pide que se tomen medidas al respecto.

La suma de los dos factores anteriores lleva al tercer punto de penalización de España en el análisis. La región, de seguir esta tendencia será de las más afectadas por el cambio climático, y no hacemos nada por remediarlo. Después querremos que las encinas crezcan en tres años.

Y el discurso político se sigue centrando en la generación de riqueza y empleo que vendrán generados por el desarrollo. Pero el desarrollo del que nos hablan es sesgado y parcial, mirando exclusivamente la balanza de un PIB que es usado como arma arrojadiza.

El 2010 es el año de la biodiversidad. Si consideramos el desarrollo no en un sentido exclusivamente económico y productivista, sino como la capacidad de integración del conjunto de los elementos que constituyen el sistema social global para obtener la cohesión colectiva, entonces hay que decir que esta crisis generará aún más subdesarrollo, malestar y pobreza y, por tanto migraciones, ya que está afectando en primera instancia a los recursos financieros de cada país y a los pilares que los sustentan, su sociedad y su territorio .

1 comentario:

ONUBIUS dijo...

El primer problema es la falta de concienciación, empezar por ahí probablemente nos de la oportunidad de empezar a hacer algo al respecto, lamentablemente, la mayoría, aun sabiendo del desastre piensa que a ellos no les pillara el desastre inminente...

Abrazzzusss