viernes, 16 de diciembre de 2011

Carrilleras al vino tinto

Procedimiento de elaboración, uso y disfrute.

Ingredientes:

Dos personas
Un local con el clima adecuado

Modo de preparación:


Salir no demasiado tarde, quizás con la puesta de sol. Dirigirse hacia el local, preferentemente a pie, a paso lento.

Pedir un tinto joven para empezar, el que nos recomiende el maître, bien descorchado, resultará muy adecuado.

Entablar conversación distendida que favorezca la relajación y el conocimiento mutuo.

A la vez que se acaba la primera botella de vino y las primeras tapas de queso, pasar a un crianza y aderezar con algo sólido  de sabor intenso, quizás un guiso casero.

Para cuando el crianza se va acabando, el tono del vino puede haber subido a las mejillas. Proceder a besarlas con delicadeza para comprobar su estado.

Según el resultado de esta primera prueba, pasar al reserva, o al reservado.

3 comentarios:

El viajero dijo...

Compañero, eres todo un galán... tomare recorte.

La Crónica Verde dijo...

Creo que yo también copiaré tan buena receta y prometo no alardear de resultados. Muchas gracias amigo.

Antonio Aguilera N dijo...

Bien!

Que no os de corte ponerle vuestro toque personal!